Sierra & Tierra: El Agridulce Cumpleaños de la Tierra

abril 22, 2014

Por Javier Sierra

Hoy celebramos el Día de la Tierra. A mi me gusta llamarlo su cumpleaños. Pero esta fiesta de la Madre Tierra incluye un ponche amargo de la marca BP.

El domingo se cumplió el cuarto aniversario del derrame petrolero de BP en el Golfo de México, la peor catástrofe medioambiental de nuestra historia. El 20 de abril de 2010, el estallido de la plataforma Deep Horizon causó la muerte de 11 trabajadores y el derrame de 200 millones de galones de crudo.

4543311558_3d97a552b7_o
La Plataforma Deep Horizon estalla en llamas (Foto: US Coast Guard)

Es bueno echar cuentas en este triste aniversario, entre otras razones, porque BP parece haber declarado el problema resuelto. La realidad, sin embrago, es bien distinta.

Según datos de Greenpeace, en las aguas del golfo todavía podría haber 31 millones de galones de crudo procedentes del derrame. Y este crudo sigue minando la riqueza natural de esta región, y la economía y salud de sus habitantes.

Un estudio de los Institutos Nacionales de Salud indica que muchos de los trabajadores que limpiaron las áreas afectadas muestran extraños males respiratorios, además de elevados índices de depresión y ansiedad.

Asimismo, la industria pesquera sigue renqueando, y en algunos casos, los bancos de peces y mariscos no se han recuperado o se han estancado. La producción de ostiones, —hasta el desastre petrolero, la mayor del país— se ha visto particularmente impactada por la catástrofe.

Según un estudio de National Wildlife Federation, desde abril de 2010 se han encontrado más de 900 delfines muertos. Además, cada año se recuperan unas 500 tortugas marinas muertas.

Otro reporte de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica indica que cuando especies de gran valor económico, como el atún, se exponen a crudo como el derramado en el Golfo, sufren mortales defectos congénitos.

Mientras tanto, BP continúa usando a su equipo legal para retrasar o evitar los pagos que le debe a los residentes del Golfo. La corporación ha entregado unos $26,000 millones en compensación por los daños causados. Pero en la región existe un gran descontento por el injusto reparto de los fondos en algunos casos, y en otros, por la falta de pago.

Lo que más indigna a los residentes es que BP cree que ya ha hecho suficiente por mitigar la debacle causada, cuando la evidencia que demuestra lo contrario abunda.

Esta tragedia debería servir de lección ara acabar con nuestra adicción petrolera. BP nunca debió perforar un pozo a 50 millas de la costa y una milla de profundidad. De la misma manera que es descabellado perforar en el Artico o seguir explotando el crudo bituminoso de Canadá, el más tóxico del planeta.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU acaba de advertirnos que para evitar los efectos más catastróficos de la crisis climática, tenemos que dejar los combustibles fósiles en el subsuelo y fomentar abiertamente el uso de energía limpia y renovable.

Es lo menos que se merece nuestra Madre Tierra en su cumpleaños.

Javier Sierra es columnista del Sierra Club. Sígale en Twitter @javier_SC

Sierra & Tierra: La Industria de Energía Sucia Está Verde de Envidia

marzo 30, 2014

Por Javier Sierra

Estamos en medio de una epidemia de devastadores derrames petroleros y carboneros. En semanas recientes hemos visto mareas negras en el Río Mississippi, en la costa de Galveston, Texas, y en el Lago Míchigan. Y en cercana competencia hemos presenciado derrames tóxicos de la industria carbonera en el Río Dan, Carolina del Norte, y el Río Elk, Virginia Occidental. Limpiar estas catástrofes va a costar cientos si no miles de millones de dólares.

¡Y luego dicen que la energía sucia es barata!

En cambio, cuando hay un derrame de sol, lo llamamos un día lindo. Y de eso precisamente quería hablarle, de los enormes beneficios económicos y medioambientales que la energía limpia significa para el país en general y nosotros los hispanos en particular.

“Crear toda esta energía que es tan necesaria, sin quemar combustibles fósiles y sin dañar el medio ambiente, es una propuesta ganadora, se mire como se mire”, dice Alfonso Carmona-Jiménez, un electricista de Calexico dedicado a instalar plantas solares y eólicas en el Imperial Valley de California. “Finalmente, estamos obteniendo energía del sol tras contaminar la tierra durante tanto tiempo”.

InstallingSolar_600x600Trabajadores instalando paneles solares en California (Foto: Sierra Club)

Alfonso y otros miles de trabajadores hispanos se están beneficiando de un boom histórico de la industria de energía limpia en todo el país, pero sobre todo en California. La Gran Recesión castigó con especial dureza esa parte del estado, dejando desempleado a Alfonso y a miles de trabajadores más.

“Y ahora es un gran alivio que no tenga que pedir ayuda del gobierno y que no tenga que preocuparme de dónde va a venir el próximo cheque”, dice orgulloso Alfonso, quien trabaja ahora en un proyecto solar de la San Diego State University.

Alfonso es uno de los beneficiarios de las campañas de capacitación en la industria de energía limpia para trabajadores desempleados organizadas por uniones como la International Brotherhood of Electrical Workers.

“La unión está haciendo algo grande por nosotros”, dice Alfonso. “Nos consigue buenos empleos, nos entrena, nos defiende cuando hay problemas con los patrones, nos consigue beneficios y seguro médico”.

California es el líder nacional, y uno de los líderes mundiales, de la energía solar.  Recientemente batió dos récords nacionales en dos días consecutivos. El 7 de marzo generó 3.9 gigavatios (GV) de electricidad y al día siguiente, 4.1 GW, suficiente para abastecer 3 millones de hogares o el 18% de la demanda energética.

En California ya hay casi 1,700 empresas solares que emplean a más de 47,000 trabajadores, miles de ellos hispanos. En 2013 agregó 2.7 GV de electricidad solar, más que cualquier otro estado, y hoy cuenta con 5.6 GW instalados, lo cual, lo convierte en la séptima potencia mundial.

Además esta abundancia limpia no castiga la salud de los californianos, como lo hacen el petróleo y el carbón. Que se lo pregunten a Domingo Reyes, otro electricista que trabaja en proyectos solares, y que al igual que su hijo de 10 años, sufre de asma.

“Aquí en el Imperial Valley tenemos uno de los aires más contaminados de la nación. La contaminación nos empeora el asma. Pero con la energía de viento y solar vamos a ayudar a bajar los niveles de contaminación”, dice Domingo.

Alfonso, por su parte, cuenta con orgullo sobre su primer trabajo instalando una turbina eólica de casi 300 pies de altura: “A mi hijo de seis años le encantó una foto que le enseñé de mí subido en la turbina, yo tan pequeño, y cuando le dije que era yo, respondió asombrado, ‘¿de verdad?’”

La industria de energía sucia vería esa foto verde de envidia.

Javier Sierra es columnista del Sierra Club. Sígale en Twitter @javier_SC

En el 25 Aniversario del Desastre del Exxon Valdez, el Crudo Sigue Envenenando las Costas de Alaska

marzo 20, 2014

Washington, DC — Miembros de las comunidades de Alaska, junto con expertos en derrames petroleros, clima y perforaciones costeras, se reunieron hoy en Washington, DC, para conmemorar el 25 aniversario de la catástrofe del tanquero Exxon Valdez. El 24 de marzo de 1989, la nave derramó más de 11 millones de galones de crudo en la Ensenada Prince William de Alaska, cubriendo 1,300 millas de costa —el equivalente a toda la costa de California. Un cuarto de siglo más tarde, el medio ambiente y la economía local siguen sin recuperarse, y los planes de perforar en busca de petróleo en las costas árticas muestran que se han aprendido pocas lecciones.


Sierra Club Exxon Valdez presserAthan Manuel, director del Programa de Terrenos del Sierra Club, durante la conferencia de prensa (Foto: J. Sierra)

“Nuestra pesca y estilo de vida colapsó del día a la noche. Los bancos de arenque y salmón desaparecieron y nunca se han recuperado. La pesca del arenque significaba el 50% de nuestros ingresos anuales y nos daba comida y empleos a nuestras familias. ¿Y qué hemos aprendido en estos 25 años? Yo sé que sin importar dónde ocurra un derrame petrolero, ni la industria ni el gobierno pueden limpiarlo, digan lo que digan al público. También aprendimos que la preservación es la clave de cualquier tipo de restauración, ya sea hábitat, cultura o lenguas indígenas en peligro”, dijo el indígena eyak Dune Lankard, pescador comercial y de subsistencia.

El derrame petrolero causó daños devastadores a la fauna, desde aves acuáticas a la pesca del arenque, valorada en $300 millones anuales. El gobierno todavía tiene que considerar “recuperada” más de la mitad de las poblaciones de fauna, hábitats y servicios de recursos que quedaron devastados por el desastre. Muchas poblaciones animales se consideran “no recuperadas”, incluyendo el arenque y la manada de orcas AT1, la cual se teme que quedará extinta.

El desastre ilustra la dificultad de limpiar un derrame de crudo en condiciones árticas, y presagia más desastres en explotaciones costeras donde el riesgo de derrames petroleros es inevitable. Pese a esto, se continúa planeando perforar en el Océano Artico.

“La triste historia de nuestra dependencia de energía sucia es patente, al igual que los beneficios de elegir fuentes de energía limpia”, dijo Athan Manuel, director de la campaña de Protección de Terrenos del Sierra Club. “Los combustibles fósiles deben dejarse enterrados, y la administración Obama puede empezar por emitir una moratoria en el arrendamiento de permisos y el desarrollo en el Océano Artico”.

Perforar en el Artico también implica significativos riesgos climáticos. Explotar la energía sucia en esa región podría resultar en el doble de contaminación de carbono que ahorrarán los nuevos estándares de eficacia de la administración Obama. Esto anularía nuestros logros más importantes en la lucha contra el cambio climático.

'Keystone XL Es Todo Riesgos Sin Recompensa para el Público Norteamericano’, Testificó Hoy el Sierra Club ante el Senado

marzo 13, 2014

Washington, DC — El Director Ejecutivo del Sierra Club, Michael Brune, testificó hoy ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado Federal acerca de la decisión de si el oleoducto Keystone XL sirve el interés nacional.

Esta es una selección de sus declaraciones ante la comisión senatorial:

El Sierra Club, y los más de dos millones de personas que presentaron comentarios la semana pasada al Departamento de Estado, saben que este oleoducto no sirve al interés nacional. El Oleoducto Keystone XL de arenas bituminosas atravesaría más de 1,000 millas de granjas y ranchos en nuestra tierra transportando un crudo que es más tóxico, corrosivo, difícil de limpiar y contiene más carbono que cualquier otro en el planeta hasta las refinerías de Texas, desde donde la mayoría se exportaría.

Nuestro país tiene una meta clara basada en la ciencia para limitar la contaminación climática. Tenemos que recordar esto y reconocer que alcanzar esta meta es incompatible con permitir este oleoducto. Un reciente informe de Carbon Tracker reveló que el Keystone XL precipitaría la producción de unos 500,000 barriles diarios, las emisiones equivalentes a construir 46 plantas de combustión de carbón.

Cualquier derrame de este oleoducto sería catastrófico. Cuando el bitumen diluido se derrama, se hunde. Solo un vertido en Michigan contaminó más de 35 millas de río. Tras tres años y medio y más de $1,000 millones, el derrame no se ha acabado de limpiar.

El Keystone XL no beneficiaría a los consumidores de nuestro país porque está destinado a la exportación. El crudo se refinaría en la costa de Texas, cuyas instalaciones han aumentado sus exportaciones en un 200% en los últimos cinco años y están planeando incrementarlas aún más.

El oleoducto también sería una amenaza a la seguridad nacional. La disrupción climática afecta directamente a nuestras fuerzas armadas. El Almirante Samuel Locklear, jefe del Comando Militar del Pacífico, cree que la mayor amenaza a sus fuerzas es la inestabilidad creada por la disrupción climática.

Invertir en la economía de energía limpia cuenta en nuestro país con el apoyo de las empresas, trabajadores y todos los que se preocupan por la limpieza del agua y el aire, y el futuro del clima. La triste realidad es que el Keystone XL es todo riesgos sin recompensa.

El Secretario Kerry ha calificado la disrupción climática como “el arma de destrucción masiva más aterradora del mundo”. Estados Unidos puede ser el líder en el combate contra la disrupción climática rechazando este oleoducto contaminador y aceptando la energía limpia.

El video de la audiencia completa puede verse aquí.

Nuevo Informe Revela los Verdaderos Costos del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica

marzo 12, 2014

Washington, DC — Un enorme tratado comercial entró en vigor hace 20 años, marcando el principio de un legado de efectos muy negativos en las comunidades y el medio ambiente en Estados Unidos, México y Canadá, según un estudio publicado ayer.

El 1 de enero de 1994 entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, conocido como NAFTA, y casi 20 años más tarde, comunidades en esos tres países siguen sufriendo sus consecuencias.

Entre otras conclusiones, el estudio revela que NAFTA:

  • Facilitó la expansión de enormes explotaciones agrícolas para la exportación que dependen grandemente del uso de combustibles fósiles, pesticidas y organismos modificados genéticamente.
  • Dio paso al boom de destructivas explotaciones mineras en México.
  • Socavó la capacidad de Canadá de regular su industria de arenas bituminosas y encaminó al país a exportar grandes cantidades de combustibles fósiles a Estados Unidos.
  • Catalizó el crecimiento económico en la industria y la manufactura de Norteamérica sin las necesarias salvaguardas que evitaran el aumento de la contaminación del aire y el agua.
  • Debilitó las existentes salvaguardas medioambientales otorgando a las corporaciones nuevos poderes legales.

“Estos no son desafortunados efectos secundarios, sino los resultados inevitables de un modelo comercial que favorece las ganancias corporativas en detrimento de los intereses comunitarios y medioambientales”, dice el informe, redactado por el Sierra Club, el Sierra Club Canadá, la Red Mexicana de Acción contra el Libre Comercio (RMALC), el Institute for Policy Studies, y el Council of Canadians. “Ya es hora de reconocer que el modelo comercial de NAFTA ha fracasado en comunidades de toda Norteamérica y que está dañando el medio ambiente que a todos nos pertenece”.

Vea el informe aquí.


Los comentarios o entradas en el blog reflejan sólo la opinión del redactor y no reflejan las opiniones del Sierra Club. El Sierra Club no respalda ni garantiza la exactitud de las entradas. El Sierra Club no acepta obligación alguna de revisar todas las entradas, pero se reserva el derecho (aunque no la obligación) de borrar entradas que puedan considerarse ofensivas, ilegales o inapropiadas.

Up to Top

javier.jpg
Follow Javier Sierra on Twitter.

Find us on Facebook Follow us on Twitter Rss Feed


Categorías



Sierra Club Main | Contáctese con nosotros | Terminos y Condiciones de Uso | Politica de privacidad | Website Help

Sierra Club® y "Explore, disfrute y proteja el planeta"® son marcas registradas del Sierra Club. © 2013 Sierra Club. El Sello del Sierra Club es una marca registrada, marca de servicio y propiedad intelectual del Sierra Club. El contenido es copyright © del Sierra Club.