« El Sierra Club Aplaude Presentación de Plan Energético en el Senado | Inicio | Informe Federal Propone Importantes Medidas de Eficacia Energética »

octubre 09, 2009

Sierra & Tierra: Un Muy Mal Trago

Por Javier Sierra

Llegando al fin del Mes de la Herencia Hispana, los latinos todavía estamos esperando para celebrar una crucial victoria -- librarnos del agua tóxica que envenena a nuestras comunidades. El problema es nacional, pero en lo que se refiere a nosotros, la situación es mucho más grave.

Y este problema lo expuso el New York Times en toda su trágica gravedad en un reportaje histórico sobre la calidad del agua en nuestro país en el que denuncia que desde 2004 ha habido al menos medio millón de violaciones contra la Ley de Agua Limpia en todo el país.

El Times ofrece un mapa interactivo en el que se detallan estas violaciones con puntos anaranjados. Y si prestamos atención, cuanto mayor sea la concentración de latinos, más anaranjado se pone el mapa.

Es un reflejo más de las conclusiones de la primera encuesta nacional sobre latinos y el medio ambiente realizada el año pasado y patrocinada por el Sierra Club. El sondeo confirmó lo que todos nos temíamos: que la inmensa mayoría de los latinos en Estados Unidos (66%) viven, trabajan o van a la escuela peligrosamente cerca de un lugar tóxico.

Esta escandalosa cifra nos indica también que en los lugares tóxicos abunda el agua tóxica. Como en Anapra, Nuevo México, una de las comunidades más pobres y contaminadas del país. Este pueblo, cuya población es 95% hispana, día tras día paga las consecuencias del envenenamiento de plomo causado por las emisiones de una fundición cercana.

Hasta su clausura en 1999, durante más de un siglo la fundición ASARCO emitió miles de toneladas de plomo y otros metales pesados que cubrieron las comunidades aledañas, como Anapra, con un letal manto gris. Hoy, el plomo ha llegado a los acuíferos que abastecen de agua a la zona.

“El agua que bebemos es peligrosa”, dice Merit Velasco, representante de La Casita, el centro comunitario de Anapra. “El 80% de los niños tiene problemas de aprendizaje por culpa del plomo. Además el plomo les hace muy agresivos”.

Los anaprenses parecen estar abandonados a su suerte. Las autoridades de Nuevo México sólo se limitan a emitir advertencias de contaminación en el agua en inglés. Parece que nadie les ha dicho que en Anapra y otras comunidades fronterizas hasta el 70% no sabe leer en inglés.

Algo parecido está ocurriendo en los pueblos de Rialto y Bloomington, cerca de San Bernardino, California, cuya población es más de la mitad hispana. Allí, el veneno se llama perclorato, un componente del combustible de cohetes, que afecta el crecimiento, desarrollo y metabolismo del cuerpo humano, y causa cáncer. Este veneno procede de instalaciones cercanas de la Fuerza Aérea, la NASA y compañías aeroespaciales.

Según la Coalición de Justicia Medioambiental para el Agua en California, el perclorato se ha detectado en el agua potable, la leche, la leche humana y en los vegetales frescos. La contaminación afecta a varias comunidades, pero una vez más las más castigadas son las de color.

“La mayoría de los afroamericanos, latinos y pobres vive donde está el perclorato”, indica Davin Díaz, líder del Centro para la Acción Comunitaria y la Justicia Medioambiental. “Rialto y Bloomington son áreas de bajos ingresos. No creo que haya contaminación de perclorato en Berverly Hills”.

A dos de las compañías causantes de la contaminación, Lockheed Martin y Aerojet, se les obligó a realizar costosas limpiezas en los condados de Bernardino y Sacramento. Pero como nos dice el reportaje del Times, en la vasta mayoría de los casos, los contaminadores quedan impunes.
 
Esto es realmente un mal trago. Nos dice el Times que el 10% de los norteamericanos ha sido expuesto a agua contaminada, 19.5 millones se enferman cada año al beber agua infestada con patógenos, y el 40% de los servicios de agua y 23,000 compañías o entidades han violado la Ley de Agua Limpia desde 2004.

El artículo también cita a un funcionario anónimo de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) diciendo que la impunidad fue particularmente intensa durante la presidencia de George W. Bush: “Nos dijeron que pusiéramos nuestros casos contra el aire limpio y el agua limpia en una caja fuerte y que la cerráramos con llave”.

La administración Obama, sin embargo, ha prometido revitalizar los estándares de agua potable e implementar otros para hacer frente a nuevas amenazas.

Así lo esperamos porque de ello depende nuestra independencia de los malos tragos.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d83451b96069e20120a62aab57970c

Listed below are links to weblogs that reference Sierra & Tierra: Un Muy Mal Trago:


User comments or postings reflect the opinions of the responsible contributor only, and do not reflect the viewpoint of the Sierra Club. The Sierra Club does not endorse or guarantee the accuracy of any posting. The Sierra Club accepts no obligation to review every posting, but reserves the right (but not the obligation) to delete postings that may be considered offensive, illegal or inappropriate.

Up to Top

javier.jpg
Follow Javier Sierra on Twitter.

Find us on Facebook Follow us on Twitter Rss Feed


Categorías



Sierra Club Main | Contáctese con nosotros | Terminos y Condiciones de Uso | Politica de privacidad | Website Help

Sierra Club® y "Explore, disfrute y proteja el planeta"® son marcas registradas del Sierra Club. © 2013 Sierra Club. El Sello del Sierra Club es una marca registrada, marca de servicio y propiedad intelectual del Sierra Club. El contenido es copyright © del Sierra Club.