« Largamente Esperadas Reglas de la EPA Impedirían Que las Plantas de Carbón Viertan Miles de Millones de Libras de Contaminación en el Agua | Inicio | Sierra Magazine Revela el Ránking de las Universidades Más Verdes del País »

julio 23, 2013

Nuevo Informe Resalta la Gravedad de la Contaminación Carbonera del Agua y la Obstrucción Federal

Washington, DC — Un nuevo informe publicado hoy por una coalición de grupos medioambientales resalta la urgente necesidad de eliminar la contaminación del agua procedente de las plantas de combustión de carbón. El informe, titulado “Cerrando las Compuertas: Cómo la Industria Carbonera Está Envenenando el Agua y Cómo Detenerla”, reveló lo siguiente:

  • En ausencia de límites efectivos contra la contaminación, las plantas carboneras se han convertido de largo en la mayor fuente contaminadora del agua en todo el país, basado en la toxicidad.
  • De las 274 plantas carboneras que vierten aguas con ceniza de carbón y otros residuos carboneros en las vías acuáticas y el mar, casi el 70% (188) no tienen límites en la cantidad de contaminantes vertidos (arsénico, boro, cadmio, mercurio, plomo y selenio).
  • De estas 274 plantas, a más de un tercio (102) no se les exige monitorear ni informar sobre vertidos de estos metales tóxicos a agencias del gobierno ni al público.
  • Un total de 71 plantas carboneras estudiadas vierten agua contaminada a ríos, lagos, arroyos y bahías, cuya calidad del agua ya ha sido catalogada como pobre.
  • De estas plantas que están vertiendo metales tóxicos a vías acuáticas ya contaminadas, más de tres de cada cuatro (59) no tienen permiso para desechar las cantidades de metales tóxicos que vierten.
  • Casi la mitad de las plantas carboneras estudiadas (187) están operando con un permiso caducado de la Ley de Agua Limpia. 53 de estas plantas están operando con permisos que caducaron hace cinco años o más.

Basándose en los permisos de contaminación de agua disponibles, los grupos investigaron 386 plantas carboneras de todo el país e identificaron 274 instalaciones que vierten ceniza de carbón o aguas con otros residuos tóxicos. El informe revisó hasta qué punto los permisos limitan —o requieren el monitoreo— del vertido de arsénico, boro, cadmio, mercurio, plomo y selenio; la fecha de caducidad de los permisos, y la salud de la vía acuática a donde van a parar esos residuos.

Los preocupantes resultados de la investigación de estos grupos se deben en gran parte a la falta de estándares federales obligatorios que limiten la contaminación tóxica procedente de las plantas carboneras. Los estándares existentes que se aplican a las aguas residuales de las plantas carboneras se establecieron en 1982 y no cubren a los peores contaminadores. La Agencia de Protección Medioambiental (EPA) ha reconocido repetidamente que las directrices existentes han quedado obsoletas dado el desarrollo de la industria. Sin embargo, durante más de tres décadas, la EPA no ha establecido estándares que reduzcan los miles de millones de libras de contaminación vertida por las plantas carboneras a los ríos, arroyos y lagos del país. Por fortuna, en abril de 2013, como resultado de una querella presentada por varios grupos conservacionistas, la EPA propuso los primeros estándares nacionales para limitar los vertidos tóxicos de las plantas carboneras.

Los grupos también revisaron una copia del borrador de los estándares de contaminación procedente de las plantas carboneras de la EPA que fue enviado a la Oficina de Gestión y Presupuesto (OMB) de la Casa Blanca antes de que se anunciara al público. La copia del borrador muestra que la OMB sucumbió a la presión de la industria y dio el extremadamente inusual e inapropiado paso de redactar opciones menos exigentes en el borrador de la EPA.

De las varias opciones delineadas en los estándares propuestos por la EPA, la más exigente es la “Opción 5”, la cual eliminaría casi todos los residuos tóxicos vertidos en los ríos, arroyos, lagos y bahías, lo que reduciría más de 5,000 millones de libras al año. Esta debería ser la opción final de la EPA. La siguiente más exigente es la “Opción 4”, la cual eliminaría los vertidos de agua con ceniza de carbón y aplicaría rigurosos requisitos para los barros procedentes del filtrado del carbón. Pero esta opción reduciría la contaminación en sólo 3,300 millones de libras anuales, 2,000 millones menos que la Opción 5. Estos estándares también deberían aumentar la información disponible sobre la cantidad y tipos de contaminación vertida en el agua.

Los impactos en la salud humana de esta, la mayor fuente de contaminación del agua en Estados Unidos, según la EPA, son graves. La EPA estima que cada año casi 140,000 personas ven incrementadas sus probabilidades de contraer cáncer debido al arsénico de las plantas carboneras en el pescado que consumen. Casi 13,000 niños menores de siete años tienen coeficientes intelectuales (CI) reducidos debido al plomo de las plantas carboneras en el pescado que consumen. Y casi 2,000 niños nacen con un CI reducido debido al mercurio de las plantas carboneras en el pescado que han consumido sus madres.

Estudios muestran consistentemente que los Hispanos, y otras minorías, se ven afectados desproporcionadamente por la contaminación carbonera, ya que casi el 40% de las personas que viven cerca de una de estas plantas son miembros de minorías. Además, el 72% de los votantes hispanos secunda las regulaciones medioambientales para proteger la salud de sus familias. Asimismo, los hispanos apoyan abrumadoramente (86%) que el gobierno invierta en fuentes limpias y renovables de energía, como la solar y la eólica, y no en combustibles fósiles.

“Cuando vamos a comprar una casa nos fijamos si hay plomo en la pintura o sacamos a nuestros hijos del cuarto cuando se rompe un termómetro de mercurio. Entonces, ¿por qué vamos a dejar a la industria carbonera seguir vertiendo miles de millones de libras de estos venenos en el agua de todos?” se preguntó Mary Anne Hitt, directora de la Campaña Más Allá del Carbón del Sierra Club. “Los doctores y los científicos saben que la exposición a estos peligrosos metales puede causar defectos congénitos, cáncer e incluso la muerte. Esto significa que las nuevas regulaciones de la EPA sobre la contaminación de la industria carbonera no sólo van a limpiar el agua de todos, sino que también van a salvar vidas”.

Los grupos que completaron el informe, además del Sierra Club, son el Proyecto de Integridad Medioambiental, Clean Water Action, Earthjustice y Waterkeeper Alliance.

Para amplificar la importancia de los resultados del informe y para concienciar al público sobre los cruciales nuevos estándares propuestos por la EPA, esta semana se celebrarán eventos en varias partes del país. Desde un “puesto de limonada tóxica” en Pennsylvania a la “Competición del Traje de Baño Tóxico” en Missouri, activistas de costa a costa urgirán a la EPA a que finalice los estándares más exigentes para proteger a las familias de todo el país contra la contaminación del agua.

Para leer el informe, visite: http://action.sierraclub.org/site/DocServer/ClosingTheFloodgates-Final.pdf


User comments or postings reflect the opinions of the responsible contributor only, and do not reflect the viewpoint of the Sierra Club. The Sierra Club does not endorse or guarantee the accuracy of any posting. The Sierra Club accepts no obligation to review every posting, but reserves the right (but not the obligation) to delete postings that may be considered offensive, illegal or inappropriate.

Up to Top

javier.jpg
Follow Javier Sierra on Twitter.

Find us on Facebook Follow us on Twitter Rss Feed


Categorías



Sierra Club Main | Contáctese con nosotros | Terminos y Condiciones de Uso | Politica de privacidad | Website Help

Sierra Club® y "Explore, disfrute y proteja el planeta"® son marcas registradas del Sierra Club. © 2013 Sierra Club. El Sello del Sierra Club es una marca registrada, marca de servicio y propiedad intelectual del Sierra Club. El contenido es copyright © del Sierra Club.