Más de 400 Mil Personas Participaron en la Marcha Climática de los Pueblos

septiembre 23, 2014

Nueva York, 21 de Septiembre, 2014 — Más de 400,000 personas participaron en la Marcha Climática de los Pueblos en la Ciudad de Nueva York, convirtiéndola en la mayor manifestación a favor del combate contra el cambio climático de la historia.

La Marcha es una declaración clara y enfática a los gobiernos del mundo, especialmente al de Estados Unidos, que es hora de actuar contra el mayor reto de nuestro tiempo y que las dudas y dilaciones son parte del pasado.

PCM J. SierraAlgunos de los 400 mil participantes (Foto: J. Sierra)

El alcance de la Marcha es el resultado del trabajo de una coalición de más de 1,200 organizaciones de justicia social, medioambientales, sindicales, estudiantiles, religiosas, de supervivientes de la Supertormenta Sandy, e indígenas y de color. Son precisamente estas últimas, incluyendo a la comunidad hispana, las que más sufren las consecuencias del cambio climático y de la contaminación de combustibles fósiles que lo causan.

Todos estos grupos coinciden en que los líderes mundiales —muchos de los cuales se reúnen esta semana en Nueva York para discutir un pacto climático mundial— deben atacar este problema y acelerar la transición hacia una economía de energía limpia que genere prosperidad para todos y no unos pocos. Esta transformación beneficiará sobre todo a los sectores de la economía emplean a más hispanos, como la manufactura, la construcción y la agricultura.

El mensaje es que hay que seguir peleando, porque todavía una buena parte de la población en Estados Unidos está mal informada por una campaña de desacreditación que denunciamos”, dijo el Dr. Mario Molina, ganador del Premio Nóbel de Química en 1995 tras descubrir la causa de la erosión de la capa de ozono en la atmósfera. “Hay que empezar a convencer a la otra mitad de que está mal informada y de que no sólo es un problema de futuras generaciones, sino un problema que ya tenemos encima que ya tenemos que resolver”.

“Las 400,000 personas que participaron en la Marcha Climática de los Pueblos son reflejo del clamor popular contra el cambio climático y los combustibles fósiles y en favor de la prosperidad que nos promete la energía limpia,” dijo Michael Brune, director ejecutivo del Sierra Club. “Con una sola voz exigimos que el Presidente Obama establezca soluciones efectivas que reduzcan la contaminación de combustibles fósiles y que inspiren a líderes de todo el mundo para actuar contra la crisis climática”.

Los hispanos son especialmente vulnerables a los efectos del cambio climático. Debido a su actividad laboral, son más proclives a trabajar a la intemperie, durante las olas de calor del verano y el intenso frío del invierno. Las comunidades hispanas tienden a estar situadas en los lugares más vulnerables a las inundaciones y otros efectos de supertormentas como Sandy. Entre los hispanos es casi unánime la creencia de que el cambio climático es real y que debemos combatirlo abriendo las puertas a una economía de energía limpia.

“Ya empezamos a ver el cambio, y soy incluso más optimista porque ya vemos que está tan claro el aspecto tecnológico y científico, que en unos años ya creo que sí va a haber un acuerdo internacional”, agregó el Dr. Molina. “Ya no es justificable que sigamos viviendo en una época de irracionalidad como si la astrología nos dijera qué es lo que hay que hacer”.

Declaración del Sierra Club sobre el Discurso del Presidente Obama acerca del Clima ante la ONU

Nueva York — El Presidente Obama se dirigió aquí hoy a la Cumbre Climática de la ONU diciendo en referencia a la Marcha Climática de los Pueblos, que “nuestros ciudadanos siguen marchando. No podemos pretender que no los oímos”. También calificó la disrupción climática como “el tema que definirá los relieves de nuestro siglo más dramáticamente que cualquier otro”.

Como respuesta, el director ejecutivo del Sierra Club, Michael Brune, emitió el siguiente comunicado:

“El domingo, un movimiento masivo, diverso y poderoso marchó por las calles de Nueva York exigiendo un combate efectivo contra el cambio climático por parte de los líderes mundiales. Hoy, en la ONU, el Presidente Obama dejó claro que nos está escuchando.

“Afirmando su compromiso a establecer ambiciosas reducciones en las emisiones de cambio climático el año entrante y urgiendo firmemente al resto del mundo a hacer lo mismo, el Presidente ha elegido liderar. Este liderazgo tiene que incluir aprovechar todas las oportunidades que tiene a su disposición para actuar contra la crisis climática.

“Las más de 400,000 personas que marcharon el domingo en Nueva y las muchas más que lo hicieron en el resto del mundo, representan un movimiento climático amplio, dispuesto y poderoso que exige empleos, justicia y una economía de energía limpia próspera libre de combustibles fósiles. Ahora tenemos la iniciativa y la vamos a usar para asegurarnos de que las palabras de nuestros líderes se concreten con acciones”.

Miles de miembros del Sierra Club Participarán en la Marcha Climática de los Pueblos

septiembre 18, 2014

0748-PeoplesMarch_Suns_07

Nueva York, 18 de Septiembre, 2014 — El Sierra Club y miles de sus miembros y seguidores están acudiendo a la Ciudad de Nueva York para participar en la Marcha Climática de los Pueblos, la cual ya se considera la mayor manifestación en apoyo del combate contra el cambio climático de la historia.

El Club y sus seguidores se unirán a una coalición de más de 1,000 grupos nacionales e internacionales —medioambientales, sindicales, cívicos, etc.—  en una marcha de miles de personas en la ciudad de Nueva York, que comenzará en el Columbus Circle a partir de las 11:30 am, hora del este de EE.UU.

La marcha ocurrirá dos días antes de que el Presidente Obama y otros líderes mundiales asistan a la Cumbre Climática de la ONU convocada por el Secretario General Ban Kee-moon para impulsar decisiones contra el cambio climático, incluyendo un tratado mundial que se firmaría el año entrante en París.

“La Marcha Climática de los Pueblos nos presenta una oportunidad única para urgir a los líderes mundiales a actuar en nombre del clamor popular contra el cambio climático y los combustibles fósiles y en favor de la prosperidad que nos promete la energía limpia,” dijo Michael Brune, director ejecutivo del Sierra Club. “Exigimos que el Presidente Obama establezca soluciones efectivas que reduzcan la contaminación de cambio climático que inspiren a líderes de todo el mundo para actuar contra el cambio climático”.

Los hispanos son especialmente vulnerables a los efectos del cambio climático. Debido a su actividad laboral, son más proclives a trabajar a la intemperie, durante las olas de calor del verano y el intenso frío del invierno. Las comunidades hispanas tienden a estar situadas en los lugares más vulnerables a las inundaciones y otros efectos de supertormentas como Sandy. Entre los hispanos es casi unánime la creencia de que el cambio climático es real y que debemos combatirlo abriendo las puertas a una economía de energía limpia.

La Marcha Climática de los Pueblos es la oportunidad de tomar la iniciativa para exigir una economía de energía limpia que funcione para todos y no sólo para unos pocos, que se combata el clima hostil que a todos nos amenaza, y que logremos un mundo de buenos empleos en los sectores de la economía que más hispanos emplean, un mundo de agua y aire limpios y comunidades saludables.

El domingo, 21 de septiembre, los participantes empezarán a reunirse en el oeste del Central Park, hasta la calle 86, a partir de las 9 de la mañana. Entre las 10 y las 10:30, habrá una conferencia de prensa en el oeste del Central Park, entre Columbus Circle y la calle 60.

La marcha comenzará a las 11:30 am, aproximadamente, en la calle 59, virará a la derecha en la 6ta Avenida, y bajará por la calle 42 pasando por Times Square para acabar en la 11ra Avenida, donde los organizadores darán la bienvenida a los participantes con una fiesta que incluirá todo tipo de atracciones.

Sierra & Tierra: La Tiranía del Asma

agosto 20, 2014

Por Javier Sierra

Pati Calzada vive con el miedo como constante compañero. Su hijo de seis años de edad, Abraham, sufre de asma, y sus frecuentes ataques llenan a ambos de terror y congoja.

“Se asusta y me llama, ‘¡Mamá!’, y le oigo jadear y me pregunta, ‘¿por qué no puedo respirar, qué me pasa?’, y yo tengo que calmarlo porque no puedo darle la medicina cuando está con pánico”, se lamenta Pati, quien también sufre de asma.

La enfermedad, la cual se la diagnosticaron hace unos meses, ha cambiado por completo la vida de Abraham.

PatiCalzadaPati Calzada y su hijo, Abraham, dos víctimas de la tiranía del asma (Foto: Sierra Club)

“Es un niño muy activo, le encanta correr”, dice Pati. “Pero ahora no puede correr ni la mitad de tiempo que solía correr, le falta el aliento, no puede respirar y me da mucho miedo”.

La causa de sus desdichas es un indeseable vecino llamado smog, también conocido como ozono de superficie, un contaminante corrosivo que causa lesiones en los pulmones comparables a las quemaduras del sol en la piel. El smog se forma al combinarse elevadas temperaturas con las emisiones de vehículos, factorías y plantas energéticas. En Colton, CA, donde viven Pati y Abraham, existe una abundancia de estos ingredientes.

“Tenemos una autopista justo enfrente, a la derecha están las vías del tren, justo detrás, la estación de trenes y a solo unas millas, la planta energética más sucia de California [la Mountainview Generation Station en Redlands]”, indica Pati.

Según la Asociación Pulmonar Americana, el barrio donde ellos viven en el Condado de San Bernardino tiene los niveles más altos de ozono del país.   

“En nuestro condado, 1.5 millones de personas tenemos asma, incluyendo la mitad de nuestros niños”, dice Pati. “El problema es que no podemos permitirnos vivir en ningún otro sitio. O tenemos un techo sobre nuestras cabezas o tenemos que vivir en la calle en un lugar con aire limpio”.

Pero este cruel dilema es innecesario. El gobierno federal debe reducir el nivel máximo de smog de 75 ppb (partes por mil millones) a 60 ppb. Recientemente una comisión de expertos convocada por la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) concluyó que los niveles actuales de smog son insuficientes para proteger la salud pública.

Los expertos determinaron que incluso con una reducción a 70 ppb, el smog seguiría causando “efectos adversos, como disminución en la función pulmonar, aumento en los síntomas respiratorios e inflamación en las vías respiratorias”.

Según la EPA, un estándar de 60 ppb anualmente evitaría hasta 12,000 muertes prematuras, 21,000 hospitalizaciones, y la pérdida de 2.5 millones de días laborales y escolares.

La última vez que este estándar se actualizó fue en 2008, cuando la administración Bush rechazó las recomendaciones de otra comisión de expertos que advirtió de las terribles consecuencias de establecerlo a 75 ppb. Esa decisión ha causado mucho sufrimiento a familias como la de Pati.

Para los contaminadores y quienes les protegen, Pati tiene las siguientes preguntas: “¿Cuántas veces se han despertado en mitad de la noche porque su hijo o hija no puede respirar? ¿Qué pasaría si ustedes perdieran el resuello y no pudieran alcanzar su medicina? ¿Conocen las consecuencias de sus actos?”

En virtud de la Ley de Aire Limpio, la EPA debe revisar los estándares federales de smog cada cinco años, y una orden judicial obliga a la agencia a proponer nuevas protecciones que regulen las emisiones de este peligroso contaminante antes del 14 de diciembre.

La salud de millones de personas, como Pati y Abraham, está en juego. La EPA debe establecer un nuevo máximo de 60 ppb para ayudar a acabar con la tiranía del asma.

Javier Sierra es columnista del Sierra Club. Sígalo enTwitter @javier_SC

Oregón Rechaza Crucial Permiso de Exportación de Carbón

agosto 18, 2014

Los Puertos de México en el Pacífico y en la Costa de Texas Podrían Sentir el Impacto de la Decisión

Portland, Oregón — Los puertos de la costa pacífica de México y los de las costa de Texas, especialmente Houston, podrían sentir el impacto del decidido rechazo de la construcción de una terminal portuaria de exportación de carbón en el río Columbia, en Oregón.

El Departamento de Terrenos Estatales de Oregón (DSL) rechazó hoy un permiso de exportación carbonera de Ambre Energy, una decisión histórica que significa un duro golpe a las ambiciones de esta compañía y la primera vez en el noroeste pacífico que un estado rechaza un permiso de exportación carbonera.

“Por todo Oregón y el noroeste del país, miles de empresarios, funcionarios electos, doctores, líderes espirituales y otros han exigido al Gobernador Kitzhaber y al estado de Oregón proteger a las familias del estado y las comunidades de primera línea de los peligros de la exportación de carbón. Y hoy esas exigencias fueron respondidas”, dijo Arlene Burns, presidenta del concejo de Mosier, OR.

El rechazo podría tener importantes consecuencias ya que la industria carbonera buscaría otras alternativas para exportar su producto tóxico, como los puertos de Texas —especialmente Houston— y los de la costa mexicana del Pacífico. Estas comunidades se verían expuestas a las mismas amenazas de salud pública asociadas con estas exportaciones.

“Esta decisión, además de que el consumo de carbón en China se espera que descienda, deja claro que la exportación carbonera no tiene futuro”, dijo Devin Martin, representante de la campaña Más Allá del Carbón del Sierra Club. “Esta decisión animará a grupos locales a oponerse a las exportaciones de carbón en toda Norteamérica. Desde Canadá, al estado de Washington, pasando por el Golfo de México, las comunidades están rechazando las exportaciones carboneras”.

Más de 3,000 profesionales médicos y defensores públicos han solicitado el rechazo del proyecto conocido como Morrow Pacific. El carbón contiene venenos como el arsénico, plomo, mercurio y otras toxinas que dañan la salud de los seres humanos. Además, hay que considerar la contaminación procedente de trenes, barcazas, barcos y el polvo carbonero procedente de estas operaciones que empeorarán los índices de enfermedades respiratorias, coronarias y cancerígenas de las comunidades colindantes.

“Una y otra vez, Ambre Energy ha mostrado su falta de preocupación por la salud pública y por las solicitudes de agencias estatales sobre los impactos de sus peligrosas exportaciones carboneras. La decisión de hoy apaga las ambiciones de la industria carbonera en el noroeste del país”, dijo Cesia Kerna  de la coalición Power Past Coal.


Los comentarios o entradas en el blog reflejan sólo la opinión del redactor y no reflejan las opiniones del Sierra Club. El Sierra Club no respalda ni garantiza la exactitud de las entradas. El Sierra Club no acepta obligación alguna de revisar todas las entradas, pero se reserva el derecho (aunque no la obligación) de borrar entradas que puedan considerarse ofensivas, ilegales o inapropiadas.

Up to Top

javier.jpg
Follow Javier Sierra on Twitter.

Find us on Facebook Follow us on Twitter Rss Feed


Categorías



Sierra Club Main | Contáctese con nosotros | Terminos y Condiciones de Uso | Politica de privacidad | Website Help

Sierra Club® y "Explore, disfrute y proteja el planeta"® son marcas registradas del Sierra Club. © 2013 Sierra Club. El Sello del Sierra Club es una marca registrada, marca de servicio y propiedad intelectual del Sierra Club. El contenido es copyright © del Sierra Club.