Coalición Aplaude Propuesta Que Convertirá Organ Mountains-Desert Peaks en Monumento Nacional

diciembre 12, 2013

Albuquerque, Nuevo México — Líderes comunitarios hispanos, grupos religiosos y empresariales, y funcionarios electos, entre muchos otros, aplaudieron hoy la presentación del “Organ Mountains-Desert Peaks Preservation Act”. Son parte de una coalición que lleva abogando a favor de la protección de esta área durante casi una década.

La legislación, presentada por los senadores nuevomexicanos Tom Udall y Martin Heinrich, protegerá más de 240,000 acres de terrenos de importancia natural, cultural, histórica y económica. El monumento además de permitir los usos tradicionales de caza, ganadería y recreación, también, según un estudio, contribuirá anualmente $7.4 millones en actividad económica adicional y creará oportunidades para nuevos empleos.

“En los 'Organ Mountains-Desert Peaks' está la esencia de la herencia, historia y cultura hispana tan significativa para nuestra comunidad, tanto que nuestra organización recientemente aprobó una resolución nacional en favor de la protección de esta área como monumento nacional. Proteger estos terrenos que han sido nuestro sustento durante generaciones, es también protegerlo para futuras generaciones y si no fuera suficiente también va a generar empleo y fomentar la economía”, dijo Ralph Arellanas, Director Estatal de New Mexico LULAC.
    
La legislación protegerá la cordillera más empinada de Nuevo México y conservará
hábitat para especies importantes como el halcón peregrino, el antílope pronghorn y el puma. Además, estos terrenos representan áreas importantes para la recreación  familiar, como Dripping Spring, a nueve millas de Las Cruces, que atrae a cientos de familias todos los años.  
 
“Para nosotros la naturaleza es un regalo de Dios en la Tierra. Tenemos una oportunidad única de proteger esta área tan especial donde nuestras familias pueden unirse con la Creación. Ver los ‘Organ Mountains-Desert Peaks’ protegidos sería verdaderamente monumental,” dijo el Padre Vince Petersen, pastor del NM Comunidades en Acción y de Fe (CAFe).

El grupo CAFe y otros miembros de la Coalición a la vez de estar complacidos con la presentación de la medida en el Senado, están preocupados por la inacción del Congreso y han hecho un llamado al Presidente Obama para que use los poderes de la Ley de Antigüedades para proteger los “Organ Mountains-Desert Peaks” como un monumento nacional. La legislación presentada hoy tendría el mismo efecto si se aprueba en ambas cámaras.

“Los ‘Organ Mountains-Desert Peaks’ en el Condado de Doña Ana es una encrucijada de la cultura e historia natural de Nuevo México”, dijo Nora Barraza, la alcaldesa del Pueblo de Mesilla. “La gente que nos visita viene por nuestra emblemática cultura y nuestro espectacular paisaje. Proteger esta área como monumento estimularía nuestra economía local por medio de la recreación y el turismo en la región y especialmente en Mesilla.”

Una encuesta de 2012 demostró que el 83% de los residentes del Condado de Doña Ana favorece la protección de los “Organ Mountains-Desert Peaks” como un monumento nacional. La comunidad hispana está unida a la opinión mayoritaria a favor de la protección de esta área tan importante. El año pasado un grupo de líderes locales y estatales hispanos, incluyendo un exgobernador, un fiscal general y un comisionado de los terrenos estatales, mandaron una carta al Presidente Obama y los senadores de Nuevo México haciendo un llamado a favor de la protección inmediata de los “Organ Mountains-Desert Peaks.” El grupo se enfocó en las conexiones profundas e históricas que tienen muchos hispanos con el Condado de Doña Ana.

“Me uno a la gran mayoría de personas que están a favor de la protección de esta área. Las Cruces es una comunidad especial y su paisaje es parte de su identidad. Tenemos que proteger lo especial de este pueblo antes que desaparezca para que nuestros hijos y sus hijos puedan gozar al igual que nosotros de su herencia natural, cultural e histórica,” dijo Fernando Clemente, biólogo de fauna silvestre y dueño de un negocio en Las Cruces.

Además de los tesoros naturales que caracterizan a los “Organ Mountains-Desert Peaks”, el monumento también incluiría lo siguiente:  
—El Kilbourne Hole, usado durante el adiestramiento de la Misión Apolo a la Luna.
—22 millas del “Butterfield Stagecoach Trail”.
—La Outlaw Rock de Billy the Kid
—La Cueva de Gerónimo, importante históricamente para los apaches.
—Miles de ruinas de las culturas indígenas.
—La frontera internacional del Gadsden Purchase.
—Haciendas históricas.
—Y ejemplos de los Pastizales del Desierto de Chihuahua y las “Sky Islands”.

Para informarse más sobre este esfuerzo comunitario para proteger los “Organ Mountains-Desert Peaks”, visite OrganMountains.org.

Sierra & Tierra: Un Monumento a la Decencia Humana

diciembre 10, 2013

Por Javier Sierra

Durante 22 días cuatro héroes de la justicia social ayunaron en Washington, DC, en una carpa a favor de la reforma migratoria con opción a la ciudadanía en la sombra del mismo Congreso Federal que se niega a votar sobre ella.

Sus nombres son Cristián Avila, Dae Joong Yoon, Eliseo Medina y Lisa Sharon —la vanguardia de un frente hambriento de justicia para 11 millones de indocumentados que viven en las sombras de nuestra sociedad expuestos a todo tipo de injusticias.
Medina et al leaving by Javier SierraEliseo Medina, líder sindical, seguido de sus camaradas, termina su ayuno en Washington, DC (Foto J. Sierra)

Su sacrificio —bajo el lema “Fast for Families” (ayuno por las familias)— ha atraído la atención del país, incluyendo al Presidente Obama; su esposa, Michelle; el Vicepresidente Joe Biden, y el liderazgo de la bancada demócrata del Congreso, incluyendo a la líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Pero hasta el momento, sólo se han ganado la indiferencia de la Cámara Baja, la cual se resiste tercamente a votar sobre una propuesta que ya ha aprobado el Senado.

El ayuno, inevitablemente, también nos trae recuerdos de la formidable lucha de César Chávez en favor de la justicia y el trato humano para los trabajadores del campo en California y otros estados del Oeste.

Durante su activismo, este gigante de la justicia social y medioambiental realizó dos huelgas de hambre y, en 1988, un “Ayuno por la Vida” en protesta contra el uso de pesticidas. Durante 36 días, Chávez sacrificó su cuerpo para salvaguardar la salud de decenas de miles de trabajadores del campo que sufrían un bombardeo tóxico de terribles consecuencias.

Nuestra deuda moral con Chávez es enorme. Y una nueva iniciativa trata de al menos paliar este débito. El Departamento del Interior ha presentado una propuesta al Congreso para que se establezca un nuevo Parque Histórico Nacional en honor de Chávez y el movimiento laboral agrícola que lideró.

Tras evaluar 100 lugares de significado histórico sobre el legado de Chávez, el departamento ha recomendado que los cinco siguientes se integren en este
nuevo parque:
—El Monumento Histórico Nacional de los 40 acres en Delano, CA, donde realizó su primera huelga de hambre.
—El Salón Comunitario Filipino, también en Delano, sede de la huelga de 1965 en los viñedos californianos.
—El Monumento Nacional a Chávez en Nuestra Señora Reina de la Paz, en Keene, CA, donde vivió y fundó el United Farm Workers Union, junto con Dolores Huerta.
—El Centro Santa Rita, en Phoenix, AZ, donde realizó su huelga de hambre en 1972.
—Y la ruta de la Marcha entre Delano y Sacramento, un camino de 340 millas que Chávez y sus activistas recorrieron en 1966 en protesta por las condiciones laborales en los viñedos de California.

“Reconocer estos lugares con su liderazgo del United Farm Workers como parte de un parque histórico nacional asegurará que sus contribuciones al movimiento de los derechos civiles quedará preservado y compartido para inspirar a generaciones futuras”, dijo la Secretaria del Interior, Sally Jewell.

El espíritu de Chávez casi se palpaba en el aire de esa fría mañana en Washington, DC, cuando sus sucesores finalizaron su ayuno tras tres semanas de sacrificio.

Pero la lucha continúa, y varios activistas más ocuparon sus puestos para recordar a las conciencias de los miembros de la Cámara de Representantes que 11 millones de personas siguen soportando deportaciones, muertes en la frontera, explotación en el trabajo e injusticias medioambientales que amenazan la salud de sus familias y comunidades.

Unos y otros también merecen un monumento, un monumento a la decencia humana.

Javier Sierra es columnista del Sierra Club. Sígale en Twitter @javier_SC

El Sierra Club Patrocina y Participa en el Americas Latino Festival

noviembre 27, 2013

El Evento en Boulder, CO, Atrajo a Artistas y Activistas de Todo EEUU y el Mundo

(English version)

En una fría mañana de Boulder, CO, nuestro bus iba lleno hasta los topes cuando nos empezamos a presentar unos a otros. Pronto me di cuenta que yo estaba rodeado de talento procedente de rincones más o menos remotos del mundo.

Y la confirmación de ello surgió cuando un caballero sentado un par de filas delante de mí dijo, “Soy Homero Aridjis, mucho gusto”. Homero Aridjis es el poeta más relevante de México, autor de más de 50 libros, y líder del Grupo de los Cien, quizá la organización medioambiental más influyente de América Latina.

Me levanté y me presenté estrechándole la mano con gran admiración. Después de todo, mi primera asignación con el Sierra Club fue redactar una columna de opinión en 2001 sobre los terribles efectos del Capítulo 11 de NAFTA en México para que la firmara don Homero. Nada sospechaba yo que el círculo se iba a cerrar en un bus camino de la Biblioteca Pública de Boulder, CO.

Por fin llegamos a nuestro destino para la inauguración del evento que a todos nos atrajo, el Americas Latino Festival, el primer festival de las artes y la cultura inspirado en la justicia social y medioambiental, y en el derecho de todos a disfrutar de un medio ambiente saludable.

Image-page+6Yo asistí en representación del Sierra Club, uno de los principales patrocinadores del festival, para hacer dos presentaciones, una sobre cambio climático y justicia medioambiental en la comunidad hispana y otra sobre el reforzamiento de la democracia y la participación de los votantes hispanos.

Durante la primera compartí el estrado con Adrianna Quintero, fundadora y directora del Programa Latino del National Resource Defense Council, y Paty Romero Lankao, socióloga del National Center for Atmospheric Research.

IMG_2626De izquierda a derecha, organizadora Irene Vilar, y panelistas Adrianna Quintero, Paty Romero Lankao y Javier Sierra (Foto ALF)

Mi charla versó sobre la paradoja de la relación de la comunidad hispana con el medio ambiente. Por un lado, nosotros los hispanos estamos mucho más conscientes de los peligros del cambio climático y la necesidad de abrir las puertas a una economía de energía limpia. Y por otro, nosotros sufrimos desproporcionadamente las consecuencias de la degradación medioambiental y la contaminación.

Buena parte de mi charla se basó en la histórica encuesta sobre los hispanos y el medio ambiente realizada en 2012 por el Sierra Club en conjunción con el Consejo Nacional de La Raza. El estudio reveló que el 92% de los hispanos cree que el cambio climático está ocurriendo (77%) o va a ocurrir en el futuro inmediato (15%). El mismo porcentaje cree que todos tenemos la responsabilidad moral de cuidar de la creación divina en la Tierra.

 Sin embargo, los hispanos sufren un bombardeo tóxico diario con lamentables consecuencias. El 45% vive o trabaja peligrosamente cerca de un lugar tóxico, como una planta de combustión de carbón, una refinería, un incinerador o un campo agrícola fumigado. Además. Casi la mitad dijo que al menos un miembro de su familia padece de asma, y más del 40% que un familiar sufre de cáncer.

Seguidamente establecí la conexión de que sin el apoyo del voto hispano, el cual ha demostrado ser crucial en las dos últimas elecciones presidenciales, el movimiento ecologista en particular y el progresista en general no lograrán tener éxito.

Y finalmente expliqué como el Sierra Club lleva más de una década estableciendo y manteniendo un diálogo con la comunidad hispana para que participe plenamente en la protección y disfrute de la Naturaleza y en la lucha contra la contaminación y quienes la perpetran.

En mi segunda presentación compartí el estrado con varios de los líderes cívicos más notables de la comunidad hispana, como María Echaveste, catedrática de leyes en la Universidad de California Berkeley y ex asesora del Presidente Bill Clinton; Héctor Sánchez, director ejecutivo del Labor Council for Latin American Advancement; Ben Monterroso, director ejecutivo nacional de Mi Familia Vota, y Marcos Vilar, director nacional itinerante de Mi Familia Vota.

El panel se centró en continuar los esfuerzos por que los votantes hispanos sigan acudiendo a las urnas de manera decisiva, haciendo especial énfasis en los años no presidenciales, como el entrante 2014. También se calibró el peligro de las leyes diseñadas para suprimir el voto minoritarios, especialmente el hispano.

De especial preocupación fue la decisión de la Corte Suprema de devastar la medida más eficaz de protección del voto, la Voting Rights Act de 1965. Meses después de la terrible decisión de la Corte, varios estados tomaron medidas para suprimir el voto minoritario.

En general, el Festival tuvo un gran éxito en atraer a personalidades de las artes, el activismo político y el movimiento medioambiental para confrontar problemas y realidades desde un punto de vista hasta ahora único. La combinación funcionó, gracias al esfuerzo de las personalidades ya descritas y muchas más, como las siguientes:

  • Junot Díaz, ganador del Premio Pullitzer de ficción y narrador de la diáspora caribeña hacia Estados Unidos.
  • Laura Esquivel, autora mexica de cómo agua para chocolate.
  • Ray Suárez,  veterano de 14 años en PBS News Hour y ahora presentador de Inside Story de Al Jazeera.
  • Lorenzo Durán Silva, artista español que con su arte de recorte de hojas de árbol ha asombrado a críticos de arte de todo el mundo.
  • Guillermo Gómez Peña, poeta, actor, activista política y educador chicano.
  • Dafnis Prieto, percusionista y compositor y actual MacArthur Fellow, y muchos más.

El Americas Latino Festival ha dejado una huella en la escena cultural, política y medioambiental no sólo de la comunidad hispana, sino de la comunidad nacional. Esperemos que estas huellas dejen un largo reguero en el futuro.

Javier Sierra es columnista del Sierra Club @javier_SC

Nuevo Sondeo Muestra Que una Gran Mayoría de los Norteamericanos Quiere Actuar contra el Cambio Climático

noviembre 13, 2013

Washington, DC — Una nueva encuesta realizada estado por estado muestra que la gran mayoría de los norteamericanos en estados tradicionalmente conservadores o progresistas acepta la ciencia climática y quiere que el gobierno actúe para combatir la contaminación climática.

El estudio indicó que en todos los estados sondeados, al menos el 75% de la población reconoce la existencia de la disrupción climática. Además, en cada estado, al menos dos tercios de la población cree que el gobierno debe limitar las peligrosas emisiones de cambio climático procedentes de las industrias contaminadoras.

Michael Brune, Director Ejecutivo del Sierra Club, respondió a los resultados de la encuesta de la siguiente manera:

“Si la devastación en las Filipinas nos ha ensañado algo sobre la crisis climática, es que no podemos esperar más a que nuestro líderes actúen contra el cambio climático. Este nuevo análisis al nivel estatal deja claro que los norteamericanos de todo el país comprenden los peligros de la disrupción climática y quieren que sus líderes tomen medidas ya.

“Estados Unidos tiene una obligación moral para con nuestros hijos de actuar decisivamente para implementar soluciones como la energía solar o eólica que no desestabilice el clima planetario. Ya es hora de que nuestros líderes se despierten y aprovechen esta oportunidad para asegurar un futuro más seguro, limpio y próspero para Estados Unidos y el resto del planeta”.

Expertos en Comercio Revelan los Costos de NAFTA: Los Daños Medioambientales Subrayan los Riesgos del Comercio Injusto

octubre 18, 2013

Washington, DC — Expertos en comercio internacional de Estados Unidos, México y Canadá se reunieron ayer para reflexionar sobre las consecuencias del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) para los trabajadores, comunidades y el medio ambiente tras 20 años de su implementación.

El 1 de enero de 1994 fue el primer día de la implementación del tratado, y casi 20 años más tarde, las comunidades siguen sufriendo sus consecuencias. Los encuentros de hoy coincidieron con la reunión de la Comisión de Cooperación Medioambiental, el grupo encargado de supervisar los acuerdos medioambientales del pacto.

“Hacen falta cambios verdaderos”, dijo Alejandro Villamar, analista de política comercial de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio (RMALC). “Veinte años de abandono de los temas medioambientales y las regalías a los inversionistas otorgadas por NAFTA son ahora insostenibles e inaceptables”.

Desde la firma de NAFTA, el aumento de la actividad industrial a costa del debilitamiento de las salvaguardas medioambientales y laborales ha perjudicado el clima global. Las emisiones de gases de calentamiento global se han incrementado en un asombroso 67.1% en México, un 13.3% en Estados Unidos y un 23% en Canadá.

“Casi 20 años de NAFTA y la evidencia es clara”, dijo Ilana Solomon, directora del Programa de Comercio Responsable del Sierra Club. “NAFTA trajo una expansión de la deforestación y el uso no sustentable del agua para apoyar la agricultura de exportación. Le otorgó enormes poderes a las corporaciones para confrontar salvaguardas medioambientales y climáticas en tribunales privados. Expandió la exportación de sucios combustibles fósiles en una era en la que debemos apartarnos de estos combustibles y avanzar hacia una economía de energía limpia. Los gobiernos deben aprender de la historia y abandonar la negociación de tratados que destrozan las protecciones de nuestros trabajadores, del agua, el aire y la tierra y nuestras comunidades en general”.

En Canadá las emisiones de carbono se han disparado y no ha habido ninguna normativa medioambiental significativa desde 1994, al tiempo que varias normas medioambientales existentes han sido atacadas como ilegales por parte de compañías de Estados Unidos por virtud del capítulo inversionista de NAFTA.

“Cuando Estados Unidos, Canadá y México firmaron NAFTA, las protecciones medioambientales quedaron oscurecidas por las verdaderas metas de los acuerdos de ilimitado crecimiento corporativo”, dijo Stuart Trew, especialista en comercio de The Council of Canadians. “Veinte años más tarde, está claro que las corporaciones norteamericanas no tenían nada de qué preocuparse. Y de remate, el actual gobierno canadiense ha desmantelado leyes medioambientales para atraer a nuevos inversionistas al petróleo bituminoso, el gas de esquisto y otros proyectos mineros contaminantes, los cuales también están supuestamente prohibidos por NAFTA”.

Pero la contaminación no es el único problema agravado por NAFTA. Muchos trabajadores han perdido sus empleos debido a los débiles estándares laborales de NAFTA.

“Veinte años más tarde, NAFTA continúa decepcionando a los trabajadores de los tres países” dijo Cathy Feingold, directora del Departamento Internacional del sindicato AFL-CIO. “En lugar de incrementar el empleo, el pacto causó significativas pérdidas en Estados Unidos y constantes ataques contra los derechos laborales, además del estancamiento salarial y la degradación laboral en los tres países”.

Estados Unidos, México y Canadá están negociando con otros países de la Cuenca del Pacífico para extender los pactos comerciales por medio del llamado Acuerdo de Asociación Transpacífico. Grupos cívicos temen que este nuevo pacto expandirá los fracasos del modelo de NAFTA.


Los comentarios o entradas en el blog reflejan sólo la opinión del redactor y no reflejan las opiniones del Sierra Club. El Sierra Club no respalda ni garantiza la exactitud de las entradas. El Sierra Club no acepta obligación alguna de revisar todas las entradas, pero se reserva el derecho (aunque no la obligación) de borrar entradas que puedan considerarse ofensivas, ilegales o inapropiadas.

Up to Top

javier.jpg
Follow Javier Sierra on Twitter.

Find us on Facebook Follow us on Twitter Rss Feed


Categorías



Sierra Club Main | Contáctese con nosotros | Terminos y Condiciones de Uso | Politica de privacidad | Website Help

Sierra Club® y "Explore, disfrute y proteja el planeta"® son marcas registradas del Sierra Club. © 2013 Sierra Club. El Sello del Sierra Club es una marca registrada, marca de servicio y propiedad intelectual del Sierra Club. El contenido es copyright © del Sierra Club.